19 cosas que me gustan, así de pronto.

1.- Me gustan las camisetas de rayas. He intentado dejarlo, pero ha sido en vano. En verano, en invierno, se lleven más o se lleven menos. Soy yo.

2.- El color amarillo y esto es nuevo. Bueno, mi escarabajo amarillo, claro, ¡pero ya tiene 10 años! No, me refiero a ir con tejanos, camiseta de rayas y sandalias, amarillas.

3.- Las jirafas. Las he adoptado como animal favorito. No me preguntéis por qué. En todo caso, ¿por qué no?, son preciosas…

4.-  Las sandalias con abrigo en invierno, los vestiditos con chaqueta grandota en verano, o con botas de agua. ¡me encanta!

5.- El sol de invierno, más, un beso con el sol de invierno en la cara, el aire como suspendido…

6.- En verano levantarme media hora antes para desayunar recién amanecido en la terraza. Esa luz lechosa, esa conversación en susurros, ese todavía es todo posible hoy.

7.- Ir de librerías y bibliotecas y perderme. Durante horas. Y encontrarme.

8.- Que sean las 2 de la mañana y estar devorando un libro que acaba de secuestarme, -sólo una página más-, y no poder dejarlo. Como me pasa hoy con ‘Nada se opone a la noche’.

9.- Reírme con mis hijas mirándonos a los ojos porque sabemos exactamente de qué nos reímos. Los chistes privados que tenemos entre nosotras, que no harían gracia a nadie más, y que nosotras nos partimos.

10.- Su pelo, largo, castaño que se arrubia en verano, dile mechas californianas dile asilvestrao totalmente, largo larguísimo para el gusto de cualquier madre. Ondulado y al tacto…los quince centímetros finales… ese pelo no es humano, es como lana fina a veces seda.

10.- El vino tinto, me gustaría que me gustara más el blanco, como más cool, pero me va el tinto con todo. En verano la ceveza, un poquito el martini entre amigas, un poquito el gintonic porque está de moda y no tengo personalidad.

11.- La música de jazz, y el ruido de la lavadora. Esta combinación para mí es ideal y significa que puede que Dios no exista, o sí, pero que hay un cierto orden. Que las cosas funcionan, que el mundo gira. Esto debe estar relacionado con el hecho de volver de viaje y no hemos cerrado la puerta que ya estoy poniendo una lavadora.

12.- Cantar. Canto en un coro y es una de las cosas con las que más disfruto. Aprender siempre. Cada uno somos de nuestro padre y de nuestra madre y yo soy la más normalita de todos. Nos reímos mucho además, es superterapéutico, es uno de mis momentos preferidos. Sí.

13. Correr. Empecé muy muy tarde a correr, después de haberme reído y echado pestes de los corredores- pero qué pinta!, pero por qué!, pero qué horror ese sudor! y empecé andando y me lancé a correr. Nooo, no fue tan fácil el paso de andar a correr, pero todo llega, y las que corréis lo sabéis, el subidón de después de correr es muy chulo. Adictivo.

15.- Las manualidades tipo washi-tape, scrapbooking, y todo. Me encanta y se me da fatal. Cuando las niñas eran pequeñas tenía excusa pero ahora… intento dejarlo y pasarme al lado de solo disfrutarlo, con las manitas quietas, no es fácil.

16.- Los museos. Respiro aire puro como otros cuando salen al monte, donde yo me inquieto bastante, puede que por desconocimiento del terreno o porque veo peligros en forma de bichos o inclemencias temporales. Puedo plantarme delante de un cuadro y no contestar al whatsapp. En serio. Me tranquilizan y me llenan de energía y de inspiración. Arrastro a las niñas siempre que puedo y se dejan.

17.- Soñar despierta. Cuando era pequeña, si estaba angustiada: me imaginaba patinando sobre hielo con unos de esos trajes de patinadora blanco con una falda vaporosa. Si estaba aburrida, o sea en un examen: de la hora que tenía para resolver el examen dedicaba tres cuartos de hora a mirar por la ventana, imaginándome que volaba como una hoja, y el viento me llevaba hasta las nubes. Luego hacía el examen en un cuarto de hora. Me vais a preguntar por las notas ahora.

18.- El café con leche muy muy caliente, con leche (de soja si no me da vergüenza pedirlo) batida. Cada una tiene sus pijerías o sus frikadas.

19.- Las personas. Que hacen cosas, que sueñan despiertas, que no saben qué hacer, las que tienen miedo, las que darían la vida por sus hijos, las que no escriben, las que leen, las que acarician muy suave, que no tienen ni idea de cocinar, las que no dejan a nadie atrás.

a toda vela

Anuncios

19 comentarios en “19 cosas que me gustan, así de pronto.

  1. a mi también me gusta el café con leche muy muy muy CALIENTE. Aunque estemos a 40º, siempre me lo pido así.Me miran con cara rara y a veces me lo sirven templadillo , entonces me da una rabia….

  2. Me encanta esta entrada. Muy buen rollera-inspiradora. Coincidimos en algunas cosas, así que me han dao ganas de salir a correr a ver si eso también iba conmigo. Jajaja.
    🙂

  3. aunque soy fan de los museos no los necesito para dejar de contestar un whatsapp, nunca sé dónde dejo el teléfono! 😄

    me ha encantado este post!!! y el final me ha emocionado!!! yo quiero ser una 19!!! ❤ 😄

  4. ¡Gracias por leerlo! que estoy perdiendo poco a poco la mucha vergüenza que tengo, y eso en las tímidas puede ser muy peligroso. Remorada, que tu eres infinitamente mucho más que una 19!!, pero me gusta mucho el término.
    ( Eres una especie de encontradora,¿no? :D)

  5. Me gusta todo lo que a ti, lo siento no eres nada original, jejeje, es broma. Hay cosas en las que no coincido como lo de la leche caliente en el café, cantar (me encantaría), correr (de momento, camino) y las manualidades (aún no me he lanzado).

    Me ha encantado tu lista. Estoy por hacer otra.

    Un saludo y que tengas buen día

    1. Hazla,( y compártela…) lo flipante es que no se parece en nada a la que hubiera hecho hace no tanto, y eso me lleva a pensar en qué cosas me gustarán dentro de nada…
      Sin ir más lejos si me dicen que iba a hacer una lista de cosas que me gustan en un blog… amos anda! 😀
      Un beso enorme, y mil gracias, me encanta que te haya encantado la lista!

  6. Hola, Maite.
    Eres igual que hace muchos años, cuando tuve la suerte de conocerte.
    Antes no llevabas camisetas de rayas, ni corrías, ni tenías hijas con las que reírte, ni te gustaban demasiado las jirafas (el único animal de cuello largo que te fascinaba era Audrey Hepburn en Desayuno con diamantes), y te daba tanta vergüenza cantar que lo hacías en bajito y como en broma, cerrando los ojos, abriendo exageradamente la boca y agitando el pelo, en plan estrella del rock.
    Lo de mezclar conceptos chocantes como sandalias con abrigo o jazz con ruido de lavadoras siempre se te ha dado bien.
    Tus gustos cambian, pero tú sigues siendo muy tú.
    Y estás todavía más guapa que antes, cosa que no es nada fácil.
    Un abrazo muy fuerte y enhorabuena por tu blog.

    1. Por lo que veo mis esfuerzos por dejarme conocer poco o poquísimo no sirvieron de nada contigo. Debería saber quién eres,¿verdad? pero no lo sé, y me da rabiavergüerza. No podré devolverte el abrazo, ni darte las gracias. Y si me conocieras un poquito más sabrías que no me gustan los cumplidos, que no sé cómo reaccionar…
      ¿Quién eres?

      1. Perdóname, pero no quiero decirte quién soy. No es por hacerme el interesante, te lo juro. Yo también tengo mis vergüenzas, y mis reparos.
        Sí que te conozco un poquito más, así que sé lo que te gustan los cumplidos, aunque no sepas cómo reaccionar ni qué cara poner. Antes sentías debilidad por las personas inteligentes, educadas y piropeadoras. Si además eran cultas, despistadas y soñadoras, tus ojos se encendían.
        El caso es que me encanta lo que escribes porque estás en cada frase. Y tú estás llena de magia y de luz.
        Releo lo anterior y me veo algo ridículo. El anonimato mezclado con esa especie de “devoción” a tu recuerdo me dan un aire de psicópata que no viene a cuento. Espero no haberte molestado con tanta parrafada. Prometo (de verdad) contenerme en el futuro.
        En realidad, sólo quería felicitarte por tu blog. Y una cosa ha llevado a la otra…

    1. Me faltó el número 20; comentarios de gente con luz y sensibilidad, como Amaia ! gracias por leer y comentar!
      Un abrazo,
      – Amaia, todo el post ha sido en modo automático, y supongo que el número 19 ya da la idea de que va a ser imperfecta la cosa, o inacabada. Es que si me pongo en serio a pensar las 20 cosas que me gustan…, da miedo, ¿no? ¡me gustan muchas más! Ah!, y espero tu lista 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s