¡Qué difícil es ir de rebajas!

Tras diez minutos de perorata pedagógica- en el mundo infantil diez minutos de rollo equivalen a un par de horas adultas- acerca de los peligros y trampas de las maquiavélicas R.E.B.A.J.A.S y habiendo comprobado el correcto feedback;
– Que si que lo he entendido , que no importa que me guste mucho o regular, que la ropa del cole me tiene que durar mucho. 

Volvemos a casa con esto, amigas:




– ¡Como es de tirantes me va a durar hasta el verano, y además me gusta mucho!



Anuncios

Durante un tiempo vivimos

 Durante un tiempo vivimos en una casa con chimenea en el salón. Eran los años cuando las niñas eran muy pequeñas y no la encendimos nunca.
Luego vinimos aquí. Nuestro salón es amplio, luminoso, alegre. Sin chimenea. Tenemos un vecino huraño que tiene gatos y chimenea, nunca nos habla ni a los gatos. Le llamamos Salinger. Cuando volvemos a casa por la tarde, los días en que hace frío, al llegar a la esquina las niñas me piden que abra las ventanas del coche. Siempre. Asomando las cabecitas respiran todo el aire que pueden en una gigantesca bocanada, luego suspiran:’¡Qué bien huele! Salinger enciende la chimenea cada tarde, lo imagino esperando a que sean las cinco menos cuarto para encender el fuego en silencio.

Cuando ya no estemos aquí.

            


Tus mejores momentos… ¡están aquí!

Las hermanas  Witney y Ashley , del blog Shanty 2 Chic proponen este Memory Jar DIY tan requetefacilísimo que no he podido resistirme, yo que soy supercreativa  sobre el papel y que en la práctica me falta … en la práctica no hago los juguetes con material de reciclaje y otras tareas pedagógicas porque del churro que me sale a la niña le ponen una nota buenísima, porque SE NOTA que lo ha hecho ella, no como otras, que les ayudan los padres, ains!Y mi niña llorando con su notaza y el churrorrobot de su madre que la profe ya entiende que la niña es muy emotiva. Dile emotiva dile no-hay-quien-la-entienda-. Otro día ya os hablaré de los eufemismos de las guarderías ,ojo, no solo las de pago, y es que las profes son un sol y supervocacionales en todas partes, y nos cogen tanto cariño a las madres sobre todo novatas, como a nuestros retoños. Y así hablan con diminutivos todo el rato ‘ esta marquita? ah si, Carla que es apego total y le ha dado un mordisquito sin querer… ,¿tienes pupita en la manita?’ y eufemismos: situaros: en la reunión de la guarde con el dibujo más chapucerísimo – de tal palo…-de tooooda la clase ahí delante, que están todos expuestos para mayor escarnio mío, va y la profe te suelta: ‘Adivina cuál es el de tu hija ¿Ves?, esta expresividad, el movimiento y la energía, todo este color… Sí, lo has acertado,es fantástico’. Y yo pienso ¿todo este color? todos estos colores, por Dios, los ha puesto todos y uno encima de otro, hasta hacer una masa negromarronácea que te c…..
Pero eso otro día, amigas, hoy : tachán! tachán !este maravilloso DIY : GOOD TIMES 2013!!.
Necesitas, una impresora, cualquiera vale.
Unas tijeras, mejor para papel que la de las uñas.
Y ya, aquí  haces clic, imprimes el Good Timas 2013, lo pones en un bote de cristal, imprimes las etiquetas, y listo!
Si tienes un bebé o lo vas a tener en breve… sabes que este año vas a tener muchos momentazos de todo tipo, pero buenos , inolvidables, de esos que no salen en las fotos, muchos. La cosa va de un bote donde ir guardando esos pequeños grandes momentos que en familia se tienen muchos. En las etiquetas escribes la fecha y lo que pasó, y a quién,y luego el día de fin de año, vaciáis el bote y os reís, y lloráis todos juntos,que también se pueden poner momentos tiernos…
Para mi un momento bebé inolvidable fue la primera sonrisa de mi hija mayor, tenía dos meses y una semana y ya le valía a la tía, que en mi libro ponía que la primera sonrisa era a los dos meses, y recuerdo ese momento con toda claridad, el body rosa de rayas que llevaba -ella- de hecho lo llevaba medio puesto porque estábamos en el momento vamos a vestir por no decir cambio de pañal, y le estaba haciendo pedorretas en la barriga y entonces le cogí las manitas y me las llevé a mi cara con la cantinela ‘ sopitas de leche, te daré y si no… tas,tas,tas,tas,tas!.. y entonces va, y sonríe!me estaba sonriendo a mi! La habitación se iluminó de repente, qué emoción!Si casi me caigo para atrás. Por fin tenían sentido los 76 días y sus correspondientes noches sin dormir, por fin el caos mental y hormonal …Pero  mis reflejos maternales, esos que no sabes que tienes hasta que no te toca me  mantuvieron junto al cambiador aguantando el tipo y la lagrimilla, … ahora que lo pienso, ¿no se estaría riendo de mi, de las tontadas que somos capaces de hacer para ganarnos su corazoncito? me parece que por ahí van los tiros, que son listos listísimos, y con mucho sentido del humor, – de tal palo…-

Estas son mis etiquetas…
Así me ha quedado a mi.
 Es grande, lo sé. ¡Pues voy a llenarlo hasta arriba!