El día que Camila no fue de acampada

Día 14


Tras unos días dubitativos, por fin llega el gran día;  saco, esterilla, cantimplora, linterna, repelente, plato de aluminio! ay … mientras preparo la mochila me acuerdo de mis campamentos….
Camila está un poco nerviosilla pero quiere demostrar que puede con esta ‘prueba’. Todo va bien , nos despedimos en el parque, y diez minutos después me llama la monitora para que vaya a recogerla. Camila está llorando muy nerviosa. Al parecer hay un grupo de niñas que se burlan de ella y se han peleado.
Yo que he vivido hasta el momento en una balsa de aceite donde nunca mis hijas han tenido el menor problema de relación en grupo, básicamente porque pasan bastante desapercibidas, me encuentro en medio de un huracán de sentimientos, emociones, y una adolescente en crisis a mi cargo. Ole.

La tormenta estaba a punto de estallar. La niña de atrás es la única que le cae bien. El resto del día; conversaciones con Camila, los reponsables de las colonias, Fer, mis hijas, Silvia y Sonia que sin ellas perdería el norte.




Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s